Husqvarna “Flecha Blanca” y “Flecha Negra”

En el Salón de Milán de 2014 Husqvarna presentó dos prototipos bautizados como Vitpilen y Svartpilen (“Flecha Blanca” y “Flecha Negra”), unas denominaciones que la marca de origen sueco había utilizado en el pasado y que decidió recuperar en su nueva etapa junto a KTM.

El año pasado, también en el EICMA, Husqvarna mostró la Vitpilen 401 y la Svartpilen 401, ambas realizadas sobre la base de las KTM 390 Duke y RC 390, pero esas dos motos, que parecían ser de serie, no llegaron a ver la luz. Sin embargo, en el Salón de Milán de este año parece que Husqvarna va en serio y ha presentado la Vitpilen 701 como moto de producción y, por lo tanto, dotada de todos los aditamentos necesarios para poder ser matriculada y circular por la calle.

Como se puede adivinar por su nomenclatura y por los lazos de unión entre Husqvarna y KTM, la “Flecha Blanca” está realizada sobre la base de la KTM 690 Duke. Es decir que esta propulsada por un poderoso monocilíndrico de 693 cc que declara 75 CV y muchos de los componentes de la parte ciclo también los comparte con la Duke, como el chasis multitubular de acero, el basculante de dos brazos de aluminio, la horquilla invertida WP con posibilidades de regulación o el freno delantero de Brembo, compuesto por un disco de 320 mm, pinza de cuatro pistones de anclaje radial y bomba igualmente radial.

Husqvarna anuncia que la Vitpilen es un “street bike” de diseño vintage progresivo debido a las formas angulosas de su depósito de combustible y a una cola muy corta. Otra de las particularidades de esta naked y de aspecto minimalista es su ergonomía deportiva, marcada por unos semimanillares y pedalines bien retrasados.

Junto a la Vitpilen 701, Husqvarna también ha mostrado en Milán la Svartpilen 701 Concept. A diferencia de su hermana gemela, esta “Flecha Negra” incorpora llantas de mayor diámetro, calzadas con neumáticos mixtos, suspensiones con recorridos más largos y un manillar convencional, que permiten una posición de manejo más erguida, además de algunas modificaciones en el asiento y en la parte trasera de la carrocería. Al ser un prototipo, todavía lleva guiños ni soporte para la patente, pero sí incorpora grupos ópticos delantero y trasero, por lo que no sería de extrañar que Husqvarna tenga prevista una Svartpilen 701 de producción para un futuro cercano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *